FANDOM


Provincia de Valencia (ver diócesis de Valencia)

El Informe relación del Fiscal Instructor de la Causa General de Valencia (FC-CAUSA_GENERAL, 1389, Exp.9), firmado en Valencia el 21 de agosto de 1943 por Leopoldo Castro Boy (folio 1) consta de 70 folios. Resume la persecución religiosa en el folio 7:
1389 09 07

"De los datos aportados hasta la actualidad, correspondientes a 148 pueblos de los 264 que integran la provincia de Valencia, fueron saqueadas, destruidas o quemdas las iglesias, ermitas y edificios anejos, retablos, imágenes, ornamentos sagrados, cuadros, algunos de gran mérito artístico y de notable antigüedad, con una valoración según estimación de los actuales párrocos o encargados de parroquia superior a 106.000.000 de pesetas.

Durante el periodo revolucionario, según las fichas hasta la fecha confeccionadas, han sido asesinados 705 religiosos y religiosas."

[Folio 31.]

FOTOGRAFÍAS DE PERSONAS PERTENECIENTES A ASILO-HOSPITAL DE SAN JUAN DE DIOS, ASESINADAS DURANTE LOS PRIMEROS DÍAS DE LA REVOLUCIÓN ROJO-MARXISTA.

Hermano José Miguel Peñarroya Dolz (Foto nº 1)

" Leandro Aloy Domenech ("" 2)

" Feliciano Martínez Granero ("" 3)
1389 09 31

Empleado Julio Hernández Fuentes ("" 4)

Capellán D. Luis Vilar Pla ("" 5)

Hermano Publio Fernández González ("" 6)

" Avelino Martínez Aranzana ("" 7)

" Cristóbal Barrios ("" 8)

" Juan José Orayen Aizcorbe ("" 9)

" Cruz Ibáñez López ("" 10)

" Leopoldo de Francisco ("" 11)

" Cándido Garacochea ("" 12)

El resto del resumen se dedica a las checas, en particular a largos testimonios y fotografías sobre la de Santa Úrsula. Hay otro Resumen Índice de la Causa General de Valencia (Archivo Histórico Nacional, FC-CAUSA_GENERAL, 1366, Exp.1) fechado en 1950. En el folio 79, el fiscal se lamenta de que no ha podido hacer un resumen, sino sólo un índice de los 90 tomos de documentación, porque asumió el cargo en 1948, cuando ese informe ya debía haberse entregado. No obstante, saca sus conclusiones:

"Las características de la criminalidad, recogidas a lo largo de la Pieza Principal, son las mismas que en toda la zona roja. Desde los primeros momentos, desatadas las pasiones, removidos los bajos fondos y en ambiente de absoluta impunidad, se prodigaron los asesinatos que, en muchas ocasiones, no obedecían siquiera a móviles de ideologías políticas encontradas, sino a venganzas particulares que era cómodo satisfacer sin peligro en el clima producido por la guerra en el que se desenvolvían con holgura todas las insanias, actuando individuos sueltos o en grupos al servicio de las sindicales, con absoluta carencia de sentimientos de humanidad, poniendo en todos los crímenes el sello de la brutalidad y de la saña, sin el menor respeto a sexo ni edad, con repugnante sadismo, satisfaciendo los instintos sangrientos propios de seres infrahumanos.
1366 01 79

Y en esta provincia, ¡cómo no! por no diferenciarse de la tónica general de la zona roja, se acentuó en la criminalidad la dirigida contra la Iglesia Católica y sus ministros. Por lo que hace a edificios religiosos, baste decir que solo en muy pocos lugares -pequeños poblados- se salvaron los templos. En los demás, a la vez que se arrancaban vidas, se asaltaban las iglesias, ermitas y conventos, se saqueaban sus tesoros artísticos, se profanaban y destruían los ornamentos sagrados y objetos del culto, se destrozaban y quemaban altares y, frecuentemente, se incendiaban los edificios.

La persecución de sacerdotes, regulares y monjas, fue constante y tenaz. Nada importaba que se tratara de seres inofensivos que, alejados de toda política, se dedicaban a los piadosos menesteres de su profesión. Bastaba el hecho de pertenecer a la iglesia para llevarlos al suplicio y a la muerte. Y, así, no es de extrañar el elevado tanto por ciento de sus bajas.

De los datos que en la causa constan figuran caidos en el término municipal de Valencia 1.668 individuos que han podido ser identificados.

En toda la provincia el número de víctimas asciende a 5.015 entre asesinados y desaparecidos y en esa cifra se contienen 485 hem-
1366 01 80

[Folio 80.]

bras, 496 sexagenarios, 599 sacerdotes y regulares y 112 religiosas.

Por lo que hace a las piezas especiales, deficiente y escasa de datos la 2ª (Alzamiento Nacional), apenas puede uno formarse idea de la situación de Valencia con relación al Movimiento y del ánimo de los mandos militares. La impresión general no difiere de la recogida en otras provincias de esta zona levantina. Hubo una desorientación completa respecto a uniformidad de actuación y una falta de decisión para, de modo fulminante y enérgico, sumarse al Alzamiento. En dudas y vacilaciones pasaron los tiempos eficaces y luego ya resultó el ejército aislado y desbordado por las masas: solo algún chispazo como el que se produjo en los cuarteles de Paterna, ahogado en sus comienzos, y el esfuerzo estéril de algunos patriotas, sin ayuda ni cooperaciones. Claro está que en ello debieron influir las condiciones en que las distintas armas se encontraban, cuando las propagandas disolventes se habian prodigado en los cuarteles y a la falta de un jefe que esperado en la plaza, no llegó a ella y fue, en cambio, a Barcelona. Pero de todos modos es creencia general que una decisión enérgica en los primeros momentos hubiera sido bastante para dar la sensación de fuerza al servicio de la causa nacional y evitar el periodo de horrores que siguió luego.
1366 01 81

En las piezas de "Cárceles y sacas" y "Checas" (3ª y 4ª) figuran relaciones interminables de detenidos en las distintas cárceles de esta ciudad y declaraciones de los que sufrieron las torturas de las checas.

En la pieza 5ª (Justicia Roja), aparecen las actuaciones de los funcionarios que desempeñaron cargos de Justicia en la provincia durante el periodo rojo, pero falta lo más importante que es lo referente al funcionamiento de los Tribunales Populares, del llamado de Urgencia y del de Espionaje, que aquí tuvieron sus actividades.

Deficiente es también la pieza 6ª referente a "Prensa roja" ya que solo consta de 17 folios y como es natural no recoge en tan poco espacio lo publicado en los periódicos rojos que hubiera sido interesante aportar.

Ya se ha dicho que no se han tramitado las piezas 7ª y 8ª ("Autoridades gubernativas" y "Delitos contra la propiedad"). Respecto a estos últimos hubiera sido interesante el informe de las Cámaras de la Propiedad ya que las excitaciones a particulares para declarar sobre los saqueos y expoliaciones sufridas hubieran sido estériles, como lo fueron en otras Causas en que comparecieron algunos al principio con la esperanza de que al declarar los daños y despojos experimentados, iban a ser indemnizados, y después, al saber que no se trataba de eso, nadie se volvió a presentar para alegar sus quebrantos.

En la pieza 9ª (Banca)  se recogen en 546 folios los informes de las entidades bancarias que operan en esta capital.

En la 10ª (persecución religiosa) hay muy pocas actuaciones. Ya indicamos al principio de este informe que en la pieza principal figuran elementos que debieran haber sido segregados de ella para figurar en esta y entre ellos aparecen los daños producidos en los edificios religiosos.

De los datos que tenemos a la vista resulta que se causaron los siguientes daños:

En obras de fábrica, por valor de 26.826.382 pesetas.

En ornamentos, imágenes y enseres, por valor de 40.567.305 ptas.

En obras de arte, por valor de 6.756.750 ptas.

Y hay que tener en cuenta que son muchas las iglesias de esta provincia respecto a las cuales no se pudieron obtener datos, no obstante haberlo interesado reiteradamente.

Por último, en la pieza 11ª (Tesoro artístico y cultura roja)

[Folio 81.] apenas se han aportado datos en los pocos folios de que consta.

Valencia a 30 de enero de 1950.

El Fiscal Instructor delegado". [Rúbrica ilegible.]

(Volver a la Causa general.)

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.